Amar lo que haces

17.05.2020

Hoy en día está de moda creer que nadie debería conformarse con hacer nada salvo lo que a uno realmente le gusta. Escribir poesía, recorrer el mundo en un barco de vela, pintar: haz lo que verdaderamente te gusta.

Nos decimos que la vida es demasiado breve para malgastarla dedicando horas a algo que no sea ideal, y continuamos buscando el lugar perfecto. El peligro es que si ese anhelo de alcanzarlo nos hace concentrarnos en el futuro, nos perdemos esa vida maravillosa que se nos brinda ahora, en este momento.

El hecho es que en el mundo real hay condiciones que nos impiden alcanzar ese estado ideal y perfecto. Muchos tenemos responsabilidades con la familia, o de otro tipo. Otros, todavía no hemos sentido la llamada de nuestra verdadera vocación. Algunos vivimos sometidos a tanta tensión que no disponemos, literalmente, de tiempo ni energía.

¿Escusas?