Cuida tus emociones

16.06.2020


  • Detéctalas y acéptalas. Puede que te encuentres triste, con enfado, con miedo, rabia e incluso con culpa. Aceptar las emociones y dejarlas es parte del proceso de afrontamiento.
  • Compártelas: Compartir tus miedos, preocupaciones y emociones te ayudará a desahogarte, pero también al expresarlas podrás verlas con más claridad y analizarlas con objetividad, lo que te ayudará a entenderlas e integrarlas. Es importante que te apoyes en tu familia y amistades, te recomendamos también que puedas compartirlas especialmente con el voluntariado de tu equipo. Seguro que compartís emociones similares y eso os ayudará a entender que es normal por lo que estáis pasando.
  • Céntrate en el día a día.
  • Si estás realizando acción ya sea presencial, virtual o remota, apóyate en tu equipo: Consulta, comparte y acuerda.
  • Ten presentes tus capacidades y habilidades para resolver situaciones y ponlas a funcionar.
  • Mantén una actitud positiva y objetiva.
  • Evita hablar permanentemente del tema. Busca momentos de ocio, otros temas de conversación, etc.
  • Utiliza el humor: es un recurso muy positivo en estas situaciones, siempre que lo utilices con inteligencia y sin herir a nadie. Bromear sobre el tema nos ayuda a integrarlo y te ayudará a superar emociones que nos generan malestar como el miedo.