Gazpacho, salmorejo y picatostes

03.10.2021

Por supuesto, puedes disfrutar de ellos durante todo el año, pero el verano es la temporada estrella de estos combos vegetales tan deliciosos. Y, con los picatostes de compañía, son irresistibles.

El gazpacho se ha convertido en un embajador tan importante de nuestra gastronomías que incluso llegó a una ceremonia de los premios Oscar (con Mujeres al borde de un ataque de nervios, 1989). En España, no hacía falta mostrárselo a nadie, porque, junto al salmorejo, es el rey del verano. Gracias a los nutrientes que incorporan, los garbanzos y salmorejos son grandes aliados para nuestra salud, porque incluyen verduras y hortalizas de propiedades antioxidantes. El gazpacho es muy rico en vitamina A (carotenos), C y E, que son también potentes antioxidantes. La vitamina C incrementa la absorción del hierro de los alimentos, por ello, si tienes niveles bajos de hierro, una de las formas más efectivas y saludables de aumentar tus reservas es acompañar tus comidas con un vasito (unos 100ml) de gazpacho.

¡Placeres estivales!

¿Qué les diferencia?

Es bastante probable que, si te gusta uno, también te guste otro, aunque, como se suele decir, "para gustos, colores". En este caso, más bien sería "para gustos, texturas ".

⁃ Gazpacho - se elevora con hortalizas crudas, generalmente tomates, pepino, pimiento, cebolla y ajo. Muchos incluyen pan. Como siempre se le añade agua, se consigue una textura líquida y apta para beber en vaso, casi como si fuese un zumo o refresco. El pepino y el pimiento hacen que tenga un sabor muy intenso, así que, tanto si se prepara en casa como si se compra ya preparado, puede hacerse una versión más ligera. Podemos acompañar el gazpacho con especies como el comino, frutas, encurtidos, semillas como la chía o frutos secos, entre otros.

⁃ Salmorejo- se elabora con tomate, ajo, aceite y pan duro. A su preparación no se le añade ninguna otra hortaliza ni tampoco agua, por lo que la textura del salmorejo es más densa y, según las cantidades, se asemeja las bien a una crema o una salsa que a una sopa. Ambos son muy nutritivos y una manera perfecta de tomar verduras. Pero quienes están intentado perder kilos o intentar no ganarlos tienen que tener mucho cuidado con cuanto salmorejo comen.

⁃ Complementos - los picatostes son ideales, especialmente para el salmorejo, aunque también suelen echarse en el gazpacho, si se va a tomar con cuchara. Al salmorejo también se le suele añadir jamón serrano en tiras pequeñas o taquitos y huevo.