Hablar, leer y escribir en soledad

19.06.2021

Se ha convertido en un acto reflejo coger el teléfono cuando nos encontramos en un vacío mental, un momento que estamos desperdiciando para desconectar, al menos, unos minutos de esta "arma letal", se evita gestionar su uso responsable por pura adulación, es un tema importante.

Caemos en la costumbre de remplazar la soledad por la sensación de estar reconfortados al tener la posibilidad de comunicarnos a distancia con suma facilidad a través del teclado.
Quizás, por esta vez, tan solo estén unos segundos, se sientan afortunados porque han conectado con alguien que posiblemente esté pasando por el mismo trance que él, ¿qué casualidad, no creen?
Pienso que es innecesario contar con una respuesta para llevar a cabo una acción. Hace un mes realice un ejercicio de autoayuda en un curso grupal que asistí de Inteligencia Emocional. Explico este ejemplo que me permite desarrollar la idea que deseo transmitir en este nuevo capítulo.
Fue arriesgado dejarme llevar por las instrucciones que me marcó el ponente, el cual invito a participar, sin éxito, a cualquier asistente de la sala.
Consiste en sentarse en una silla enfrente de otra que se encuentre vacía, todo ello en frente del público.
El ejercicio me permitió tener una conversación en voz alta con mi "Yo imaginario (invisible)" el cual supuestamente se encuentra en la otra silla situada en frente mía, vacía sin ocupante.
Creo la conversación fue algo tal que así:
¿Porque quieres dejar el trabajo?
¿Porque quieres dejar a tu pareja?
¿Porque hablas poco con tus padres?
¿Porque te cuesta tanto montar tu negocio?
¿Cuál es el motivo que te ha traído a este taller?

Al terminar de lanzar estas preguntas que salían de mi cabeza dirigidas a un lugar imaginario de mi "Yo invisible" termino de echarle valor y me coloco al otro lado sentando en la otra silla que tenía enfrente para contestarme a mi mismo sobre dichas preguntas.
Dejarás tu trabajo cuando quieras, eso no representa ningún inconveniente. Si por cualquier motivo llega el momento de cambiar, sabrás interpretar las circunstancias más oportunas para ello y seguirás las señales de tu estilo de vida, no tardarán en aparecer, despreocúpate.
Tu pareja es una persona que está para sumar en tu vida, ella es una persona resiliente. Estudia otra posibilidad como la de socializarte con personas ajenas a tu círculo, si es posible. Ándate precavido, pero sin desaprovechar oportunidades, Eva estará encantada de acompañarte.
Tus padres están llevando un proceso de asimilación sobre la situación actual del Coronavirus y como acontece esta realidad en tu vida con ello. Haces lo correcto alejándote de ellos, sin presión, déjales que tengan su espacio y conserva el tuyo propio, mantente a salvo pero no renuncies a su amor, usando la máxima prudencia, como hasta hace un tiempo atrás.
El negocio míralo como una herramienta que te va a dar muchas alegrías, de hecho ha mejorado tu escritura, una de las claves del éxito. No bajes la guardia, se astuto, egoísta diría "Yo".
He venido al taller para aprender, me considero una persona inteligente en la gestión de emociones, pequeños gestos son los que cuentan, sigo las órdenes que dicta en mí el instinto.
... Fin del ejercicio...
Ahora es cuando salgo del "lapsus" y me doy cuenta que todo ha sido una pesadilla. ¡Noooo querido!, no es una broma, al contrario, todos los asistentes empiezan aplaudir mi actuación. Una de las 8 asistentes era Psicóloga y tomó nota de mi ejercicio para usarlo como ejemplo, ¡yo estaba sorprendido!
Ninguno nos esperábamos que fuera a ser tan sencillo, ¿estaré algo majara?, más bien inspirado con mi progresión como persona en la sociedad, haciendo lo que se debe nuevamente.
Les recomiendo que prueben con este ejercicio, en solitario o en grupo, yo aproveché el estar rodeado de profesionales. El resultado será conocer otra retrospectiva de uno mismo, más que suficiente. ¡Hazlo!