Plásticos

28.05.2020


Reducir el impacto ambiental de los plásticos de un solo uso, a través de la acción directa, la divulgación y la educación. Promover y apoyar a las empresas y grupos que desean reducir su uso de plásticos de un solo uso al proporcionar alternativas viables y educar a las siguientes generaciones para construir una sociedad más consciente del medio ambiente.

Los plásticos se han convertido en una parte esencial de nuestra vida cotidiana. Lo podemos encontrar en envases de productos, ropa, cosméticos, materiales de construcción ...

El plástico se ha vuelto tan importante, que sus tasas de producción han aumentado dramáticamente en los últimos años. ¡Tanto que solo en la última década hemos producido más plástico que en todo el siglo pasado!

De hecho, para 2019 las tasas de producción de plástico alcanzan los 500 millones de toneladas por año, un 900% más que en los años ochenta.

Hay que reducir el impacto que tienen los plásticos en los océanos y en nuestra salud. Enseñar a los niños la importancia de tener océanos saludables y cómo la contaminación plástica afecta negativamente a las criaturas que dependen de ellos, incluyéndonos a nosotros. Alertar a los estudiantes a pensar de forma que pueden cambiar su comportamiento para reducir el uso de plásticos y enseñar cómo desechar el plástico adecuadamente para evitar que ingrese a nuestros océanos mediante el reciclaje y no la basura.

Apenas estamos empezando a comprender las repercusiones de la sociedad de hoy en día y su impacto en el medio ambiente y la salud humana. Si continuamos de esta manera, se estima que para 2050 habrá más plástico en el mar que peces.

Las empresas de todos los tamaños tienen un papel importante que desempeñar en el cambio de la "norma", y la marea ya está cambiando. Para muchas empresas, el plástico de un solo uso es fácilmente evitable, pero debido a la falta de información, a menudo nos cuesta ver esto. Hay muchas sustituciones reutilizables simples que pueden eliminar el plástico que usa en su negocio y el plástico que proporciona a los clientes. El uso de menos plástico en su negocio no solo ayudará a enfrentar la crisis del plástico oceánico, sino que también ayudará a mejorar la reputación de su marca y atraer clientes ecológicos. Además, el cambio a alternativas reutilizables puede ayudar a las empresas a ahorrar dinero al evitar que compren y reemplacen artículos de uso único.