UA-163369752-1

Precaución al volante

16.04.2022

1.Un 10% de los conductores ha sufrido un siniestro o percance de tráfico por problemas con la iluminación del vehículo.

2.Utilizar intermitentes para señalar maniobras.

3.El 90% de las decisiones que tomamos al volante dependen de nuestra visión.

4.Circular con luces duplica la visibilidad del vehículo. Con luces diurnas o de cruce, un coche es visible a 240 metros.

5.Un alumbrado en buen estado potencia una conducción más segura. Su mantenimiento ha de ser realizado por un taller mecánico autorizado.

6.Durante la conducción nocturna: moderar la velocidad, aumentar la distancia con el vehículo que nos precede y mirar de forma frecuente los retrovisores.

7.Prestar atención ante posibles deslumbramientos: cristales, espejos retrovisores y faros. Prestar atención al situaciones de sol a baja altura (uso parasol y gafas), conducción de noche, vías de doble sentido, entradas y salidas de túneles o garajes, y cambios de vía iluminada a no iluminada.

8.Para aumentar nuestra visibilidad mantener limpios estado de las escobillas del limpiaparabrisas.

Recuerda que para colectivos vulnerables

Peatones: fuera de poblado, entre la puesta y salida del sol o en condiciones de baja visibilidad, circular por la calzada o arcén provistos de algún elemento reflectante homologado y ropa clara.

Vehículos de movilidad personal: utilizar alumbrado y prendas o elementos reflectantes en conducción nocturna.

Bicicletas: luces de posición delantera y trasera, catadióptrico trasero y ropa reflectante para circular de noche, o cuando existan condiciones que disminuyan la visibilidad.

Motocicletas: al circular por cualquier tipo de vía, incluso de día, es recomendable llevar encendida la luz de cruce.