Recuerda la esperanza

11.06.2020


Prácticamente todas las personas que son entrevistadas y/o entrenadas sobre sus experiencias de agotamiento hablan de sentir una sensación de desesperanza con su situación.

Cuando no sientes que puedes cambiar el resultado de tus circunstancias, es difícil seguir poniendo un pie delante del otro.

Si bien la esperanza puede considerarse inicialmente como una emoción, en realidad es un estilo de pensamiento.

Los tres componentes de la esperanza son tener una meta realista, pensar en los obstáculos que podrías encontrar para poder planificar múltiples caminos: creer en ti mismo y creer que puedes alcanzar tu meta desde donde estés ahora.

A medida que buscamos preservar muchos de nuestros recursos tangibles, asegurémosnos de agregar nuestra salud mental a esa lista. Esta es una prueba para todos nosotros, pero es una que sé que podemos pasar juntos.