Resilencia al cambio

23.03.2020

Las emociones están presentes en el proceso natural cuando nos enfrentamos a algún cambio trascendente.

En este proceso se pueden distinguir principalmente 5 etapas:

Etapa 1: Impacto inicial, inmovilización y negación

El individuo percibe un peligro generado por el cambio, siente ansiedad, no sabe como dominar la nueva situación y prefiere quedarse en el pasado.

Etapa 2: Defensa y enfado

El individuo se aferra a las costumbres y tradiciones evitando la realidad, reaccionando con apatía, enfado o ira y prácticamente negándose a cambiar. Sin embargo, puede empezar a realizar una valoración de las ventajas y desventajas que ofrece el cambio y comenzar la etapa de aceptación.

Etapa 3: Negociación (regateo) y depresión

El individuo trata de negociar como última opción a no cambiar y se produce cierta depresión al reconocer la imposibilidad de "ganar la batalla".

Etapa 4: Prueba y aceptación

En esta etapa, la persona se siente impotente para impedir el cambio pero, sin embargo, comienza a buscar soluciones y a desarrollar nuevas habilidades.

Etapa 5: Adaptación o asimilación

En esta etapa, las consecuencias del cambio se hacen evidentes y provocan satisfacciones en el individuo, dando nuevamente sentido a su vida. Finalmente, los cambios efectuados llegan a incorporarse a su hacer cotidiano.