El viento

19.09.2020

El viento se origina por las diferencias de presiones que tienden a equilibrarse, desde las altas a las bajas presiones.

Estas diferencias se producen por el desigual calentamiento de la superficie, cuando el aire se calienta, asciende y para ocupar ese vacío el aire circulante se mueve hacia la zona donde se ha producido la depresión.

Hay varios factores que influyen sobre el viento modificando su trayectoria, por ejemplo, la rotación de la Tierra (fuerza Coriolis), el rozamiento la gravedad, la fuerza centrífuga, etcétera.

El viento es el vector resultante de tres componentes, la longitudinal, lateral y vertical, considerando que es una fuerza que se mueve en un espacio en tres dimensiones.

1. Viento en superficie

La parte más baja de la atmósfera cercana al suelo se define como para límite, ya que la superficie de la Tierra tiene diferente orografía y rugosidad y esto ocasiona perturbaciones en el movimiento dl viento. Dependiendo del tipo de superficie, la capa límite será más delgada o más gruesa.

A medida que ascendemos desde la superficie, el efecto que se produce por el rozamiento del viento con la superficie va disminuyendo hasta desaparecer.

2. Brisa marina y terrestre

Durante el día, la tierra se calienta más rápido que el agua, la masa de aire caliente asciende y la masa más fría que está sobre el mar se mueve hacia zona terrestre sustituyendo a la masa cálida.

3. Brisa de valle y montaña

Durante el día, el aire en contacto con las pareces del valle se calienta y se ve forzado a ascender por la orografía Del Valle. Cuando alcanza niveles más altos se enfría y desciende en la zona central del valle. A este tipo de viento se le conoce como viento anabático.