Riesgos sobre el patrimonio

12.11.2021

El objeto de estos seguros es la cobertura de daños sobre los activos de la empresa.

A. Seguros de automóvil

Tiene como objeto indemnizar los daños producidos a terceras personas y sus vehículos derivados de accidentes que se producen a consecuencia de la circulación.

En Europa, es obligatorio tener un seguro de responsabilidad frente a terceros para el automóvil.

Los tipos de seguros del automóvil más comunes son:

- Seguro a terceros: Incluye el seguro de responsabilidad civil obligatoria.- Seguro ampliado: Incluye el seguro de responsabilidad civil obligatoria, pero además se añaden otras coberturas como, por ejemplo, robo, lunas, etc.- Todo riesgo: Se incluyen, además del seguro de responsabilidad civil obligatoria y las coberturas ampliadas, los daños propios del vehículo.- Todo riesgo con franquicia: Tiene las mismas coberturas que el seguro a todo riesgo, pero existe una franquicia. Es decir, en caso de siniestro, parte de la reparación de los daños propios del vehículo será abonado por el asegurado.

Los seguros de transporte

El seguro a todo riesgo no cubre los daños que puedan sufrir las mercancías mientras viajan en un vehículo, barco o tren. Por ello es conveniente contratar un seguro de transporte para proteger las mercaderías y existencias que pueden perder su valor durante el transporte debido a un siniestro.

B. Seguros sobre inmuebles e instalaciones fijas (continente)

El continente de un inmueble se refiere a la estructura del edificio y a sus instalaciones fijas.

Los seguros sobre el continente (es decir, sobre inmuebles e instalaciones fijas) cubren a las empresas del riesgo de que el inmueble sufra un daño por un hecho imprevisto o accidental como, por ejemplo, un incendio, daños por agua, robos...

Este tipo de seguros normalmente cubre una multitud de riesgos, por lo que se les suele denominar seguros multirriesgo. Los tipos de cobertura que abarcan son:

- Daños relacionados con el patrimonio de las empresas: Daños causados por incendios, inundaciones, roturas, averías eléctricas, robos, etc.- Responsabilidad civil: Daños causados a terceros.

En España, no es obligatorio disponer de un seguro sobre continente, aunque si es conveniente contratarlo.

Es importante tener en cuenta que los seguros no cubren los daños causados por el deterioro del bien asegurado, sino solo los producidos por causas accidentales o fortuitas. Por ello, es muy importante mantener el inmueble en buenas condiciones.

C. Seguros sobre mobiliario, maquinaria y equipos electrónicos (contenido)

El contenido es el conjunto de bienes que no están unidos a la estructura del edificio, es decir, maquinaria, mobiliario, equipos informáticos, etc.

Los seguros sobre el contenido protegerán a las empresas del riesgo de que los bienes que lo forman se vean dañados por un hecho fortuito.

El seguro sobre contenido suele cubrir multitud de riesgos (es un seguro multirriesgos) y las coberturas que abarca son:

- Daños relacionados con el patrimonio: incendios, daños por agua, roturas, robo, etc.- Responsabilidad civil: por los daños causados a terceros provocados por el contenido y por la propiedad de la empresa.

El seguro del contenido no es obligatorio, pero si es conveniente contratarlo. Y, al ser un seguro multirriesgo, siempre se pueden incorporar otras coberturas.