Creencias limitantes

07.11.2023

Probablemente el estudio más amplio en la PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA es el cambio de creencias: detrás de cualquier conducta, de cualquier capacidad, hay una creencia. Son las creencias las que nos mueven y por las que hacemos lo que hacemos.

Las creencias que tienes acerca de ti mismo, de tu potencial o falta de él, de lo bien o mal que puedes vivir o de lo capaz o incapaz que eres de sentir pasión y de tener éxito, influyen directamente en tu vida. Las más de las veces nada de esto está comprobado, simplemente lo crees, son creencias.

Esas creencias no están basadas en la realidad ni en la verdad, sino en el modo en que utilizas tu FISIOLOGÍA y tu pensamiento, y se componen de los sentimientos e imágenes que generas y de las cosas que te dices a ti mismo continuamente.

Cuando tienes una creencia, ninguna evidencia ambiental o conductual hará que la cambies, pues como dijimos, las creencias no están basadas en la realidad sino en lo que crees que es la realidad.

Puede ser que determinados alimentos tengan un efecto adverso sobre ti o que no estés hecho para ciertas cosas. Todo esto puede tener fundamento o no, pero lo cierto es que las creencias surgen de lo que has aprendido o vivido a través del tiempo, y son básicamente tu ayuda para enfrentarte a una realidad que, por lo general, es incierta. La función de las creencias está relacionada con la activación de aptitudes y conductas en el contexto en que te encuentras.

Cuando una creencia se desgasta en sí misma y no cumple ya la función de protegernos o ayudarnos, sino todo lo contrario, es tiempo de cambiarla. Pero ése es el problema: no siempre nos damos cuenta de las creencias con las que trabajamos, mucho menos de si es tiempo o no de cambiarlas. Ahí es donde las siguientes técnicas pueden auxiliarte, para que detectes y cambies o elimines las diferentes creencias que ya no funcionan.